Casa de Mataró, 29 de Octubre de 1885.

 

Se realizó esta fundación a instancias de los Señores Francisco Tolrá, Presbítero y Don Rafael Foxá, vecinos de Mataró. Dichos Señores se informaron de Madre Concepción Gomis, Superiora de Barcelona, de todo lo concerniente para llevar a cabo su propósito, solicitando a Madre Soledad la fundación. Primeramente fueron dos Hermanas acompañadas de Madre Concepción Gomis, como Superiora de esta casa, llegando a Mataró el 29 de Octubre de 1885. Más tarde llegaron dos más, quedando la Comunidad constituida por cinco Hermanas.

Actualmente las Hermanas están dedicadas a la asistencia domiciliaria y al cuidado de enfermos particulares en establecimientos.