Calendario eventos

Agosto 2019
D L M X J V S
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Proximos Eventos

Sin eventos

Acceso

 

Mensaje del Papa Francisco para la XXIV Jornada Mundial del Enfermo 2016

 

 

 

 

Confiar en Jesús misericordioso como María: “Hagan lo que Él les diga” (Jn 2,5)

 

Queridos hermanos y hermanas:

 

 

 

La XXIV Jornada Mundial del Enfermo me ofrece la oportunidad de estar especialmente cerca de vosotros, queridos enfermos, y de todos los que os cuidan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debido a que este año dicha Jornada será celebrada solemnemente en Tierra Santa, propongo meditar la narración evangélica de las bodas de Caná (Jn 2,1-11), donde Jesús realizó su primer milagro gracias a la mediación de su Madre. El tema elegido, «Confiar en Jesús misericordioso como María: “Haced lo que Él os diga”» (Jn 2,5), se inscribe muy bien en el marco del Jubileo extraordinario de la Misericordia. La Celebración eucarística central de la Jornada, el 11 de febrero de 2016, memoria litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, tendrá lugar precisamente en Nazaret, donde «la Palabra se hizo carne, y puso su morada entre nosotros» (Jn 1,14). Jesús inició allí su misión salvífica, aplicando a sí mismo las palabras del profeta Isaías, como dice el evangelista Lucas: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor» (Lc 4,18-19).

Leer más: MENSAJE DEL PAPA PARA JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO

 

 

 

 

 

         

       

 

 

 

         

 

        

 

 

   

 

 

      

 

 

        

 

        

 

 

       

Queridos hermanos y hermanas:

La Cuaresma es un tiempo de renovación para la Iglesia, para las comunidades y para cada creyente. Pero, sobre todo, es un “tiempo de gracia” (2 Co 6,2). Dios no nos pide nada que no nos haya dado antes: “Nosotros amemos al Señor porque Él nos amó primero” (1 Jn 4,19). Él no es indiferente a nosotros. Está interesado en cada uno de nosotros, nos conoce por nuestro nombre, nos cuida y nos busca cuando lo dejamos. Cada uno de nosotros le interesa; su amor le impide ser indiferente a lo que nos sucede. Pero ocurre que cuando estamos bien y nos sentimos a gusto, nos olvidamos de los demás (algo que Dios no hace jamás), no nos interesan sus problemas, ni sus sufrimientos, ni las injusticias que padecen… Entonces nuestro corazón cae en la indiferencia: yo esto relativamente bien y a gusto, y me olvido de quienes no están bien. Esa actitud egoísta, de indiferencia, ha alcanzado hoy una dimensión mundial, hasta tal punto que podemos hablar de globalización de la indiferencia. Se trata de un malestar que tenemos que afrontar como cristianos.

Leer más: Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2015

Nuestras Casas

PlayPause
Shadow
Slider

Quien está en linea

Hay 169 invitados y ningún miembro en línea

Visitas

0952814
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultima semana
Este mes
Ultimo mes
Todos
763
1538
2301
936523
53940
53481
952814